El proyecto consta de dos etapas. Primero recoger la basura arrojada en un baldío por vecinos y personas, segundo separar la basura entre orgánicos e inorgánicos reciclables para llevarlo al Centro de Tecnologías Ambientales. Luego de esto dejar carteles para concientizar sobre que no hay que arrojar basura. ¿Por qué? Porque la basura contamina el medio ambiente y es esencial que tomemos un compromiso con éste, dejándolo libre de basura. ¿Cómo lo lograremos? Levantando y separando la basura en bolsas para luego llevarlas a contendedores donde las buscaran camiones municipales y las llevaran al Centro de Tecnologías Ambientales donde se recicla y se hace cómpost con la basura orgánica.