Las condiciones climáticas de la ciudad de Necochea no son adecuadas para el cultivo en invierno y primavera, por frecuencia de heladas, lloviznas fuertes y cambios de clima (continuo y drástico).

A esta situación, se suma las dificultades económicas actuales referidas a la generación de alimentos propios, a partir de huertas familiares que, incluso, podrían permitir cambios alimenticios más saludables.

La idea general, tal cual plantea su Objetivo, es “que los miembros beneficiarios del Grupo Scout, en especial los Rovers, sean capaces de comprender las problemáticas actuales de alimentación, y ofrecer a otras instituciones la posibilidad de intervención en estas situaciones y otras referidas al cuidado de la Casa Común…”.

El proyecto pretende visualizar en la sociedad (al menos en la Comunidad del Grupo Scout y las instituciones con las cuales se establecen alianzas), la contaminación excesiva, la basura que se genera y se desecha sin procesar, la falta de conciencia ambiental, y la toma de conciencia del cultivo propio.

A partir de distintas actividades con estas instituciones (maceteros autorregantes construidos con material reciclado, huertas comunitarias y jardines externos) y acciones educativas implementadas desde cada una de las unidades del Grupo Scout, se posibilitará la toma de conciencia sobre cultivos sustentables que, con el tiempo, debe trasladarse a las familias de todos estos actores.

Este Proyecto beneficiará a:

1) Comunidad Parroquial (Colegio Pío XII – 200 alumnos; Parroquia – 3000 asistentes).

2) Integrantes del Centro Complementario (70 niños y niñas) y de la Residencia de Adultos Mayores (85 adultos).

3) Miembros del Grupo Scout “Santa María del Carmen” (100 integrantes más familias).

En forma indirecta, existirá un número de beneficiarios indefinido, que tienen relación con quienes participan de la vida de los distintos grupos mencionados.

Para ello, se construirá arriba de la loza que posee la sede del Grupo Scout, un LABORATORIO DE PRODUCCIÓN DE PLANTINES, constituido por un salón de 5 m X 4,40 m X 2,40 m, con cubierta de “un agua”, con ventana y dos puertas; y un invernáculo de similar tamaño, construido a continuación (contiene una pared de 5 m X 2,60 m, que separa de la casa contigua).

Las plantaciones se conformarán en 10 estantes porta bandejas (para 12 macetas cada uno), ubicadas en el invernáculo. El sistema de riego estará construido por automatización del proceso mediante un temporizador que controla la apertura y cierre del sistema por goteo. Se completa con un software que opera un sistema de sensores que captan la temperatura exterior e interior, controlada a partir de la apertura de un conjunto de ventilas.

El sistema por goteo funcionará por medio de un temporizador que abre una electro-válvula que permite el paso del agua por las cañerías dirigidas a la plantación.

Los recursos necesarios:

  1. Recursos Humanos. La mano de obra será aportada por los integrantes de la Comunidad Rover; Arquitecto.
  2. Recursos Operacionales. Herramientas para la construcción y para la tarea específica (palas de mano, escardillos, layas, palas de punta, azadas).
  3. Recursos Materiales. Para la Construcción de salón – laboratorio, del Invernáculo, de los Maceteros Autorregantes, para el Armado de Huertas y de Jardín Exterior.

TOTAL: $288.850

Los integrantes de la Comunidad Rover “Mons. José de Luis” serán los recursos humanos necesarios para llevar adelante el proyecto, con la dirección de.IM Alejandro Vena (Ayudante de Unidad).

El proyecto tiene una duración inicial de 14 meses aproximadamente, pero la actividad que se desprende del mismo es indefinida.